Un ciclo eterno

Por Kenden B. Día 335 del mes del Coloso 1.330 d. É.

Mucho ha cambiado la festividad del Día Invernal desde antaño hasta ahora. Aunque su esencia siga en el fondo siendo la misma: la lucha entre el invierno y la pugna por la llegada de la primavera.

Mientras que antiguamente el dios Grenth buscaba aliados para conseguir que el invierno, el frío y la nieve se mantuvieran un día más; por su parte, su madre la diosa Dwayna, trataba de conseguir sus seguidores para aplacarlo y que la luz solar y el calor dieran por fin paso a la primavera. Ese podría ser el resumen de la creación de la festividad de El Día Invernal que cada año se celebra en Tyria.

Hace doscientos cincuenta años, Arco de León, Kamadan en Elona, la Forja de Droknar, el Ojo del Norte y la ciudad de Ascalon sacaban a relucir las batallas entre ambos dioses para conseguir puntos para uno u otro. Mientras la diosa Dwayna era ayudada por los enormes y amigables muñecos de nieve gigantes, los diablillos grentch buscaban acabar con la festividad y hacer que el invierno perdurara un poco más. El frío contra el calor, el bien contra el mal, la vida contra la muerte, de una forma u otra, el cambio.

De esta forma ya fuera apoyando a un dios o apoyando al otro, el Día Invernal hacía pasar a grandes y pequeños, momentos de alegría y disfrute repletos de regalos, de licores, de bastones de caramelo o de comidas típica de esta época del año así como de interminables peleas de bolas de nieve que hacían tan especial esta festividad llegando a largarse durante diez días, aunque realmente el Día Invernal como tal es justo el día del cambio de mes en la que en Tyria se pasa del último mes del año, el mes del Coloso, al primero del año nuevo, el mes del Céfiro.

Doscientos cincuenta años después, la festividad del Día Invernal ha cambiado bastante, aunque su espíritu sigue siendo el mismo. Quizás los dioses Dwayna y Grenth no estén tan presentes en nuestros días, como lo estuvieran antaño, pero la esencia prácticamente no ha cambiado demasiado.

Mientras antiguamente era el viejo Nickoles quien proporcionaba al héroe la posibilidad de hacer misiones diferentes, en las que salvar a renos, llevar la música y la alegría a tierras lejanas o ayudar a salvar a muñecos de nieve gigante, así como la presencia de los dos avatares de ambos dioses para elegir un bando y otro, hoy día es el asura Tixx quien se desplaza por las ciudades más importantes de Tyria con su golem, llamado Toxx en su nave gigantesca.

Este asura, es famoso por su capacidad única de crear y fabricar juguetes, siendo poseedor de un taller de creación en el interior de su enorme nave con forma de golem que puede verse aparecer cuando llega el comienzo de la festividad. En ese momento, Tyria se llena de máquinas que fabrican nieve artificial y en todas partes puede verse a gente creando muñecos de nieve con ellas o luchando en batallas campales de bolas de nieve.

Con su llegada a Arco de León también comienza la repartición de juguetes, de regalos, y sobre todo de espíritu de colaboración con los demás. Desde ese momento se posible el acceso a las batallas de bolas de nieve, los coros de campanas, o la posibilidad de acceder al Infinirarium de Tixx o al Juguetacalipsis, donde las creaciones de este juguetero cobran vida propia. Ejércitos de muñecas princesas, de ladrones skritt, de Ventari de juguete o de grifos de peluche, tratan de tomar el control de la nave-taller y robar los regalos que portan los Dolyak que son cargados con ellos para llevarlos por toda Tyria. Y es la alegría de esta festividad así que hay que impedir que estos juguetes sin ningún control logren su objetivo.

Con la llegada del año nuevo, en Tyria se va el invierno y Grenth se retira. El frío se aleja durante un tiempo dando paso a su madre, Dwayna con la llegada del buen tiempo y el renacer de un año nuevo, repleto de nuevas esperanzas con la llegada de la primavera.

Y de esta forma, un ciclo eterno.

Balthazar

Kenden Baruch

¿Te interesa la historia de Guild Wars? si quieres puedes contactar directamente con Amaunetenviandole un mensaje privado.

Si te ha gustado el artículo comparte con nosotros tu opinión...